Avanzamos en una nueva etapa estival en este 2020. Vivimos días de verano muy particulares debido a la permanencia de la COVID-19 en nuestro país. En ese sentido, los mensajes de bien público están asociados a luchar contra este virus, a partir de tomar en cuenta medidas higiénico-sanitarias. No obstante, no podemos descuidar tampoco las precauciones en la vía.

Pudiera parecer que no hay novedad en los llamados sobre el tema, que hacen autoridades de tránsito. Pero si revisamos los principales datos, resultan alarmantes las cifras de accidentes y de pérdidas de vidas humanas cada año. De ahí la insistencia de llamar a la conciencia de cada chofer, acompañante, peatón … de todos los que apostamos por la vida.

El pasado 2018, las principales causas de accidentes fueron: no respetar el derecho a la vía; no atender al control del vehículo y el exceso de velocidad, según el Anuario Estadístico de Cuba en su edición de 2019. De ahí la importancia de entender y asumir que ninguna precaución es suficiente en la vía.

Esta situación no es privativa de Cuba. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS): cada año más de 1.3 millones de personas mueren en carreteras del mundo, y entre 20 y 50 millones sufren traumatismos mortales. Más de la mitad de las defunciones por accidentes de tránsito afectan a peatones, ciclistas y motociclistas. Los accidentes de tránsito son la principal causa de defunción en los niños y jóvenes de 5 a 29 años.

Como parte de su responsabilidad empresarial, la empresa Taxis Cuba y sus diferentes Agencias, asumen acciones para evitar accidentes de tránsito, entre ella sobresalen: actividades educativas en las escuelas cercanas, pruebas de destrezas con choferes, además de los vínculos crecientes con las autoridades relacionadas con tránsito. Asimismo, se distribuyen materiales educativos ocn mensajes de bien público.

Debido a la sensibilidad del tema, compartimos algunos consejos para nuestros choferes, con la intención de, entre tantísimas razones, preservar vidas humanas. En ese sentido, recomendamos:

- Chequear el vehículo: neumáticos, aceite, agua, frenos… ¡No subestimes los detalles!
- Evita el estrés y la fatiga, descansa para estar atento al volante.
- Usa el cinturón de seguridad y los pasajeros también. ¡Utilízalo, aunque sean viajes cortos!
- Controla los límites de velocidad, evita lo excesos. ¡No por ir más rápido llegarás antes!
- No te distraigas: ni tomar ni comer al volante. Estaciona el auto para usar el móvil.
- Conduce acorde a las condiciones climáticas y al estado de la vía.
- No consumas alcohol ni fármacos que afecten la conducción ¡Tus cinco sentidos al volante!
NO PIERDAS DE VISTA QUE SER PRECAVIDO NO TE HACE MÁS LENTO: ¡NOS MANTIENE A SALVO!