Pocos se pierden la majestuosidad del malecón habanero si visitan La Habana. Con más de 8 kilómetros de largo, este enorme paseo es también una de las avenidas más auténticas y famosas de Cuba.

Fue diseñado como un pequeño paseo marítimo a principios de la década de 1900; pero se expandió rápidamente hacia el este en la década siguiente. Desde entonces, es uno de los puntos de reunión preferidos por amantes, poetas, trovadores, filósofos y pescadores. Goza de un ambiente especialmente apasionado durante el atardecer.

Si a esa belleza natural se le añade movimiento, sin dudas, el trencito de Taxis-Cuba será el complemento ideal.

En trencito recorre el malecón todos los días, desde las 9:00 AM hasta las 8:30 PM aproximadamente. Comienza en el Hotel Riviera (Vedado, Plaza de la Revolución) hasta El Muelle de Luz (Almacenes San José) en La Habana Vieja, por un valor de 25.00 CUP.

Para los niños es una aventura divertidísima, para las parejas otro momento de romance y para quienes visitan Cuba, una carta de presentación de nuestra autenticidad.

Para cuando viajes en el trencito, te dejamos 6 curiosidades del Malecón:

- Fue construido para proteger La Habana.

- Se lo conoce como «el sofá más largo del mundo».

- Su primer nombre oficial fue “Avenida de Golfo”.

- Se considera Monumento Nacional.

- A las 9:00 PM (21:00) todas las noches se puede escuchar “el cañonazo”.

- Es un lugar de ritos para los devotos de la religión afrocubana.