Cuando haya que contar la historia del paso de la COVID-19 en Cuba, no podrá desconocerse la labor de los transportistas cubanos. Resultará vital reconocer al Ministerio de Transporte de Cuba en el apoyo a la ciudadanía y en especial, a los médicos; además, habrá que reconocer las medidas oportunas que tomó este Ministerio en cada fase, para evitar mayor cantidad de contagios en el país.
La mayoría de las entidades y empresas adscritas al Ministerio, desempeñan un rol decisivo en esta batalla contra la COVID-19. Particularmente, Taxis Cuba tiene una participación destacada desde las primeras medidas adoptadas para enfrentar la enfermedad. Allí estuvieron presentes los choferes de esta empresa para el traslado de viajeros cubanos y foráneos desde el Aeropuerto hasta centros de aislamiento y desde hoteles y casas de renta hacia el Aeropuerto, respectivamente.
Vale la pena destacar que nuestros choferes, no solo trasladaban a los pasajeros, sino que lo hacían cumpliendo al extremo las medidas sanitarias y lo hacían, sobre todo, con un fuerte impulso de solidaridad y altruismo.
También estuvieron (y están) presentes los choferes de Taxis Cuba en el traslado de pacientes recién curados, de los centros de aislamiento hacia sus respetivos hogares, en un servicio personalizado y responsable. Pero, uno de los mayores aportes de nuestra empresa, está en el traslado de muestras y otros materiales imprescindibles para hacer frente a esta enfermedad desde laboratorio y centros de atención médica de una provincia o ciudad a otras.
Los mensajes de solidaridad y motivación de nuestros trabajadores ocupan las redes sociales y las diferentes entrevistas en las emisiones televisivas del Noticiero Nacional. De especial inspiración fueron las palabras de Yuris Lozano, director de la Agencia de Taxis de Viñales: (…) “Taxis Cuba es un ejemplo genuino en la gestión de la innovación que se atempera al momento histórico” (…)
Una empresa que brindaba en su mayoría servicios al turismo, hoy está enfocada en un objetivo mayor, en una tarea de vida, de humanismo: apoyar al país en los momentos más decisivos. Cuando se haga la historia de la COVID-19 en Cuba habrá que hablar de los médicos, de su solidaridad, de la fuerza del personal de la salud, pero no se podrá desconocer el aporte de los transportistas cubanos.